CORPUS CHRISTI EN CONCEPCIÓN

06 06 15 conceCon alegría compartimos nuestra gratitud a Dios, porque esta gran Solemnidad de Corpus Christi nos ha permitido unirnos más como hermanos, específicamente, desde que fuimos convocados por nuestro Párroco el P. Ruperto y el equipo del Consejo Parroquial, para organizar esta fiesta del Cuerpo y Sangre de Nuestro Señor Jesucristo.

 

Es así que todos los grupos parroquiales participamos activamente, los niños de la primera comunión, los jóvenes de la confirmación, catequistas, grupo oasis, infancia misionera, profesores de religión, pastoral familiar, monaguillos, kolping, familias en general, nuestras autoridades, Alcalde, Sub-Gobernador, Concejales, la Policía, líderes religiosos de las zonas, religiosas y sacerdotes; primero que nada participamos en la Solemne Celebración presidida por el P. Roberto Hof, acompañado por los Padres Ruperto y René. El P. Roberto nos invitaba a salir con Jesús Eucaristía a nuestras calles, llevando la alegría del Evangelio, tal como nos pide el Santo Padre en la Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium.

Como comunidad parroquial decidimos ir por un rumbo diferente con la Procesión y es así que recordando el Congreso Eucarístico del pasado año, salimos con mucha alegría, adorando al Señor Jesús, con nuestros pasos, cantos, oraciones y reflexiones, pasando por la plaza y luego bendiciendo a las familias que pusieron sus altares en el camino en diferentes zonas del pueblo por donde pasamos, hasta terminar en el barrio más alejado de la zona sur del pueblo, Villa Fátima, donde los hermanos y hermanas, jóvenes y adultos prepararon, organizaron y adornaron con muchas palmas, patujú, globos y flores diferentes , mostrando una vez más su fe, unidad, generosidad y mucha alegría de recibir a la comunidad parroquial. Después de la bendición con el Santísimo Sacramento, los jóvenes de la pastoral juvenil, acompañados por el equipo animador de música recrearon una vez más el himno del Congreso Eucarístico, “Pan partido para la Vida del mundo” y para apagar la sed nos invitaron abundante y rica chicha típica. Hna. Mary Selva Arteaga R., MESST